Inversión inmobiliaria

Ofrecemos soluciones personalizadas de inversión y de gestión de activos a nuestros clientes y socios de cara a generar una rentabilidad sostenible a largo plazo a través de la optimización de las operaciones, todo ello adoptando un enfoque orientado al concepto de hospitality.

850+

inmuebles bajo gestión

14

oficinas inmobiliarias operativas

280+

profesionales especializados en el sector inmobiliario

Perspectivas de inversión inmobiliaria

Las perspectivas de inversión de Schroders Capital para el sector inmobiliario resumen las opiniones de nuestros expertos sobre los riesgos y oportunidades en los mercados inmobiliarios de todo el mundo.

La mentalidad “hospitality”

Los mercados inmobiliarios se encuentran en constante evolución para satisfacer las cambiantes necesidades de los inquilinos, responder a los cambios demográficos y atender las demandas en el plano social y medioambiental. Los cambios son una fuente de oportunidades para los inversores, que pueden alinear sus estrategias de inversión con motores fundamentales a largo plazo o beneficiarse de las restricciones en la oferta a corto plazo que surgen de tanto en cuanto.

Gestionamos cada activo como un negocio en sí mismo, lo que nos lleva a centrarnos en optimizar los servicios al inquilino y las rentas al tiempo que minimizamos los costes operativos, el desperdicio de recursos que escasean y las emisiones de carbono.

Esta “mentalidad hospitality” y el marcado énfasis en la optimización de las operaciones son fundamentales para proporcionar unas rentas sostenibles a largo plazo y garantizar la creación de valor en todas las clases de activos.

Nuestra plataforma institucional de alcance global es el nexo de unión de nuestros sólidos equipos locales. Invertimos en activos a lo largo de todo el espectro del binomio rentabilidad/riesgo y los gestionamos, al tiempo que compartimos nuestras buenas prácticas a este respecto y aprovechamos nuestros conocimientos especializados internos en materia operativa y de sostenibilidad.


Reinventar las comunidades urbanas

La regeneración de un barrio de Ámsterdam que alberga la antigua prisión de Bijlmerbajes de cara a transformarlo en una comunidad dinámica y sostenible. 

A lo largo de los próximos cinco años, la promoción inmobiliaria de Bajeskwartier se convertirá en un oasis verde que contará con 1.350 nuevas viviendas, 70 jardines de diseño exclusivo y servicios de la máxima calidad para que sus residentes vivan, trabajen, hagan ejercicio, aprendan y desconecten. 

Nuestras capacidades de inversión inmobiliaria

Slide 1 of 3

Un alcance global combinado con unas redes locales.

El hecho de contar con redes locales, profundos conocimientos sobre el mercado y una amplia experiencia sobre los distintos tipos de activos proporciona una ventaja inigualable. En consecuencia, hemos construido nuestra plataforma global con sólidos equipos emprendedores sobre el terreno en los principales mercados inmobiliarios. Estos equipos identifican, suscriben y seleccionan oportunidades de inversión óptimas a escala local.

Un exclusivo marco de valor relativo

Nuestro exclusivo marco de valor relativo aprovecha la enorme cantidad de datos que tenemos en nuestro negocio, a los que es posible acceder a través de nuestra plataforma tecnológica de categoría mundial. Este marco nos permite suscribir sistemáticamente diversos niveles de riesgo y rentabilidad en las distintas regiones y, por lo tanto, seleccionar estrategias óptimas ponderadas por riesgo a partir de un conjunto de oportunidades más amplio.

Soluciones

Creamos soluciones de inversión para los clientes al ofrecerles oportunidades de inversión óptimas ponderadas por riesgo que se ajustan a sus perfiles de riesgo y a sus preferencias en materia de liquidez, impacto y gobernanza, además de proporcionarles opciones de reporting personalizadas.

Hemos identificado cuatro tendencias seculares que proporcionan oportunidades para las estrategias de inversión inmobiliaria

La tecnología y la economía del conocimiento: el concepto de "trabajo" ha cambiado, lo que se ha traducido en una consolidación del valor en aquellos edificios que responden a necesidades específicas y a la evolución de las preferencias de los inquilinos, todo ello en un contexto en el que distintos sectores industriales siguen desarrollándose.

El individualismo: las preferencias individuales en relación con las nociones de “trabajo, residencia y ocio” han cambiado y se han visto aún más aceleradas por la pandemia, lo que ha acentuado las disparidades en el plano de la demanda entre sectores conexos y en el seno de estos.

El envejecimiento de la población y los cambios demográficos: la rápida evolución de los patrones demográficos está alterando todavía más la demanda relativa de distintos tipos y formatos de vivienda.

Las personas y los lugares: el incremento de las normas a escala regulatoria y sectorial exige la adopción de un enfoque holístico en relación con la creación de valor para todas las partes interesadas, incluidos los inversores y las comunidades.

“La Sostenibilidad, la optimización de las Operaciones y la oferta de Soluciones flexibles resultan clave para impulsar la obtención de unas rentas y de un valor sostenibles a largo plazo a partir de las inversiones inmobiliarias en un mercado en constante evolución. A esto lo denominamos el 'SOS' del sector inmobiliario. Estos principios se aplican por igual a la gestión de carteras y a la gestión de activos, tanto durante la fase de inversión como durante el proceso de gestión continua”

Sophie van Oosterom

Responsable global de activos inmobiliarios

Conoce a nuestros expertos inmobiliarios

Tenemos la responsabilidad de ejercer una influencia positiva en la sociedad y en nuestro planeta a través de nuestras inversiones. Aplicamos a las actividades que realizamos como empresa los mismos valores y estándares que aplicamos cuando invertimos en nombre de los clientes.

Contacta con Schroders Capital
Síguenos

Las rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras y puede que no vuelvan a repetirse. El valor de las inversiones y las rentas que generan pueden subir al igual que bajar, y los inversores podrían no recuperar el capital invertido inicialmente. Todas las inversiones implican riesgos, incluido el riesgo de la posible pérdida del capital.