Protección contra el fraude

Recientemente, hemos conocido que personas que afirman representar a Schroders están promocionando un producto de inversión fraudulento con el nombre de Schroders High Yield Fixed Rate Bond. Este bono no tiene nada que ver con Schroders ni ninguna de sus filiales.

Si crees que has sido víctima de fraude o te han contactado en nombre de Schroders sin haberlo pedido y eso te preocupa, ponte en contacto con nosotros inmediatamente en los teléfonos y direcciones que aparecen a continuación.

Alertas de fraude

Por desgracia, a veces se producen estafas e intentos de fraude a través de mensajes en las redes sociales, llamadas telefónicas o correos electrónicos de personas que suplantan la identidad de Schroders. Es posible que se pongan en contacto contigo personas que afirman trabajar en Schroders y que van a intentar convencerte para que inviertas con ellos.

Más información

Prevención del fraude

Los estafadores perfeccionan constantemente sus técnicas y buscan nuevas formas de quedarse con tu dinero a través de la ingeniería social. Aguanta el impulso de actuar de inmediato por dramática o urgente que pueda parecer la situación. Es importante reconocer una estafa y saber cómo autoprotegerse.

Más información

Puedes contactar con nuestro equipo de Prevención de Delitos Financieros a través de las siguientes vías:

Teléfono: +44(0)20 7658 4004

Correo electrónico: abuse@schroders.com

Si sospechas que has sido víctima de fraude, te aconsejamos que se lo comuniques de inmediato a tu banco, que podrá ayudarte a paralizar las transferencias o recuperar el dinero. Si vives en el Reino Unido, puedes denunciar el fraude y los delitos informáticos ante Action Fraud.

Cuando te pongas en contacto con nosotros, investigaremos tus sospechas y, en la medida de lo posible, tomaremos las medidas pertinentes para evitar nuevas víctimas de la misma estafa.

Contacta con Schroders Capital
Síguenos

Las rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras y puede que no vuelvan a repetirse. El valor de las inversiones y las rentas que generan pueden subir al igual que bajar, y los inversores podrían no recuperar el capital invertido inicialmente. Todas las inversiones implican riesgos, incluido el riesgo de la posible pérdida del capital.