UK Solar

Inversión en activos de energía solar en el Reino Unido: una tecnología madura y un mercado fragmentado con opciones de consolidación

Un líder del mercado en energía solar desde hace tiempo

Schroders Greencoat Solar posee y explota activos de energía solar en el Reino Unido, centrados en la generación de energía solar fotovoltaica montada en suelo. La estrategia tiene como objetivo generar elevados rendimientos vinculados a la inflación a través de instrumentos no cotizados.

La generación de energía solar fotovoltaica es una tecnología madura y supone una oportunidad de bajo riesgo con sólidos mecanismos de apoyo en un mercado a gran escala con buenas oportunidades de consolidación.

Nuestro equipo de energía solar es uno de los más respetados del sector y cuenta con una dilatada experiencia que se remonta a las primeras explotaciones comerciales de energía solar.

Una cartera diversa de alta rentabilidad

En un contexto en el que los Gobiernos tratan de lograr el objetivo de cero emisiones netas y conjugarlo con la seguridad energética, la energía solar debe desempeñar un importante papel a la hora de facilitar esta transición, generando oportunidades de inversión significativas dentro y fuera del Reino Unido.

A través de sus diversos instrumentos, Schroders Greencoat Solar gestiona una capacidad de generación superior a 1,1 GW a lo largo de más de 147 parques solares repartidos por el Reino Unido, que conforman una cartera de activos de energía solar de calidad y altamente diversificada.

El equipo de nuestra cartera UK Solar tiene como objetivo ofrecer a los inversores acceso a flujos de efectivo predecibles, a largo plazo y seguros. La rentabilidad cuenta con el respaldo de la capacidad operativa de Schroders Greencoat, el conocimiento en gestión y mantenimiento de activos del equipo, y la supervisión y presentación de información a medida.

Estrategia de la cartera

Los activos de generación de energía solar fotovoltaica pueden ofrecer flujos de efectivo vinculados a índices predecibles que pueden generar rentabilidades ajustadas al riesgo atractivas.

El Reino Unido es el tercer mayor mercado de energía solar a escala de suministro, con una capacidad instalada que ronda los 12 GW. Nuestra estrategia ha estado centrada en la transición de la explotación de activos fotovoltaicos de capital a corto plazo a capital a largo plazo e incluye la construcción de nuevos activos fotovoltaicos.

Nuestro equipo de especialistas se encuentra a la vanguardia de la inversión en energía solar fotovoltaica, así como la gestión de activos y el refuerzo del valor a largo plazo. Esto incluye la ampliación de los ciclos de vida de los activos y la exploración de nuevas oportunidades en el segmento de la energía solar.

Volver a la página de inicio de Schroders Greencoat

Principales riesgos de inversión

Riesgo de volatilidad el valor de las inversiones y las rentas que generan pueden subir al igual que bajar, y los inversores podrían no recuperar el capital invertido inicialmente.

Riesgo de liquidez: es posible que haya muy poca liquidez disponible a través del mercado secundario del Fondo propuesto con motivo de los activos de crédito privado subyacentes y los inversores deben sopesar invertir si su intención es mantener la inversión a lo largo de toda la vida del Fondo propuesto. La liquidez de las inversiones subyacentes puede no ser suficiente para satisfacer las solicitudes de suscripción y reembolso de los inversores.

Riesgo de tipos de interés: la subida de los tipos de interés suele conllevar una bajada en el precio de los bonos.

Riesgo crediticio de los emisores/prestamistas subyacentes: el deterioro de la situación financiera de un emisor puede provocar que el valor de sus bonos/préstamos caiga o pase a ser nulo.

Riesgo de divisas: el fondo podría estar expuesto a diferentes divisas. Las fluctuaciones en los tipos de cambio podrían ocasionar pérdidas.

Riesgo de contraparte: la contraparte de un derivado u otro acuerdo contractual o producto financiero sintético podría llegar a ser incapaz de cumplir sus compromisos con el fondo propuesto, pudiendo ocasionar una pérdida parcial o total para el fondo propuesto.

Riesgo de derivados: un derivado podría no comportarse según lo previsto y podría generar pérdidas mayores que el coste del mismo.

Riesgo de concentración: es posible que el Fondo propuesto se concentre en un número reducido de regiones geográficas, sectores industriales, mercados y/o posiciones. Esto puede provocar importantes variaciones en el valor del fondo, tanto al alza como a la baja, lo que puede afectar negativamente a la rentabilidad del fondo.

Riesgo de endeudamiento: el fondo propuesto puede pedir prestado dinero para realizar inversiones adicionales. El endeudamiento incrementará la rentabilidad si el valor de las inversiones adquiridas sube por encima del coste de los préstamos, o la reducirá si no lo hace.

Riesgo de valoración: los activos de crédito privado subyacentes pueden no tener fuentes fiables para fijar su precio. Además, los instrumentos basados en bienes raíces invierten en bienes inmobiliarios, cuyo valor suele venir determinado por la opinión de un tasador.

Riesgo sectorial/país: los cambios legislativos o en la situación económica general y el aumento de la competencia pueden afectar al valor de las inversiones. Otros riesgos pueden ser el incremento de la incertidumbre política y social y las catástrofes naturales.

Riesgo de activos de infraestructuras: los activos de infraestructuras exponen a los inversores a riesgos adicionales, en particular, al riesgo de construcción (por ejemplo, retrasos en las obras, sobrecostes, etc.) y el riesgo de despliegue (por ejemplo, el despliegue del capital en varios tramos a lo largo de la fase de construcción en vez de hacerlo por adelantado en el caso de las inversiones en zonas industriales abandonadas).

Contacta con Schroders Capital
Síguenos

Las rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras y puede que no vuelvan a repetirse. El valor de las inversiones y las rentas que generan pueden subir al igual que bajar, y los inversores podrían no recuperar el capital invertido inicialmente. Todas las inversiones implican riesgos, incluido el riesgo de la posible pérdida del capital.