UK Bioenergy and heat

Inversión en activos sostenibles de alta calidad de bioenergía y calor renovable que tiene como objetivo proporcionar rentas predecibles y protección contra la inflación a largo plazo.

Un equipo experimentado centrado en tecnologías maduras

En respuesta a las condiciones propicias en el mercado y al interés por parte de los inversores institucionales, Schroders Greencoat lanzó su negocio de bioenergía y calor renovable en 2019 para ofrecer la oportunidad de invertir en activos de bioenergía y calor renovable en el Reino Unido y Europa.

Centrado en tecnologías maduras, como la biomasa o la energía generada a partir de residuos, nuestro equipo de bioenergía se dirige a un mercado que sólo en el Reino Unido mueve aproximadamente 30.000 millones de libras.

Nuestro equipo de bioenergía está entre los más experimentados del sector, con más de 50 años dedicándose a la promoción, financiación, construcción y explotación de una amplia gama de activos de bioenergía.

Una cartera rentable invertida en biomasa y calor

Schroders Greencoat gestiona actualmente cuatro plantas de biomasa en representación de inversores institucionales en mercados privados: la Planta de Energía Renovable de Sleaford, de 39 MWe, una planta de biomasa alimentada de paja en Lincolnshire, la Planta de Energía de Biomasa de Templeborough de 40 MW, una planta de biomasa que utiliza los residuos de la madera como combustible en Rotherham, la planta combinada de calor y electricidad de biomasa de Speyside, con una capacidad de 1 5MWe, en Moray y la Planta de Energía Verde de Margam de 40 MW, una planta de biomasa alimentada con residuos de la madera en Port Talbot.

Además de estos activos, el equipo de bioenergía gestiona dos proyectos de calor renovable de nueva construcción: los invernaderos de cultivos de bajas emisiones a escala industrial cerca de Bury St Edmunds y Norwich, que generan 105 MWh al año, y el invernadero de bajas emisiones que se está construyendo en Ely, Cambridgeshire.

Estrategia de la cartera

En el segmento de bioenergía, Greencoat se centra en activos que funcionen a base de combustibles sostenibles con buen desempeño operativo y flujos de efectivo bien contratados. El equipo participa también en algunas inversiones en instalaciones de nueva construcción y gestiona actualmente tres de los mayores invernaderos de bajas emisiones del Reino Unido.

Los flujos de efectivo, en su mayoría predecibles, de los activos de bioenergía son adecuados para los inversores institucionales en busca de rentabilidades seguras en un entorno de rendimientos bajos. Ofrecen rentabilidades ajustadas al riesgo y diversificación de la cartera como parte de una cartera más amplia de activos inmobiliarios, generando ingresos con baja correlación con los mercados de crédito y renta variable tradicionales.

Volver a la página de inicio de Schroders Greencoat

Principales riesgos de inversión

Riesgo de volatilidad el valor de las inversiones y las rentas que generan pueden subir al igual que bajar, y los inversores podrían no recuperar el capital invertido inicialmente.

Riesgo de liquidez: es posible que haya muy poca liquidez disponible a través del mercado secundario del Fondo propuesto con motivo de los activos de crédito privado subyacentes y los inversores deben sopesar invertir si su intención es mantener la inversión a lo largo de toda la vida del Fondo propuesto. La liquidez de las inversiones subyacentes puede no ser suficiente para satisfacer las solicitudes de suscripción y reembolso de los inversores.

Riesgo de tipos de interés: la subida de los tipos de interés suele conllevar una bajada en el precio de los bonos.

Riesgo crediticio de los emisores/prestamistas subyacentes: el deterioro de la situación financiera de un emisor puede provocar que el valor de sus bonos/préstamos caiga o pase a ser nulo.

Riesgo de divisas: el fondo podría estar expuesto a diferentes divisas. Las fluctuaciones en los tipos de cambio podrían ocasionar pérdidas.

Riesgo de contraparte: la contraparte de un derivado u otro acuerdo contractual o producto financiero sintético podría llegar a ser incapaz de cumplir sus compromisos con el fondo propuesto, pudiendo ocasionar una pérdida parcial o total para el fondo propuesto.

Riesgo de derivados: un derivado podría no comportarse según lo previsto y podría generar pérdidas mayores que el coste del mismo.

Riesgo de concentración: es posible que el Fondo propuesto se concentre en un número reducido de regiones geográficas, sectores industriales, mercados y/o posiciones. Esto puede provocar importantes variaciones en el valor del fondo, tanto al alza como a la baja, lo que puede afectar negativamente a la rentabilidad del fondo.

Riesgo de endeudamiento: el fondo propuesto puede pedir prestado dinero para realizar inversiones adicionales. El endeudamiento incrementará la rentabilidad si el valor de las inversiones adquiridas sube por encima del coste de los préstamos, o la reducirá si no lo hace.

Riesgo de valoración: los activos de crédito privado subyacentes pueden no tener fuentes fiables para fijar su precio. Además, los instrumentos basados en bienes raíces invierten en bienes inmobiliarios, cuyo valor suele venir determinado por la opinión de un tasador.

Riesgo sectorial/país: los cambios legislativos o en la situación económica general y el aumento de la competencia pueden afectar al valor de las inversiones. Otros riesgos pueden ser el incremento de la incertidumbre política y social y las catástrofes naturales.

Riesgo de activos de infraestructuras: los activos de infraestructuras exponen a los inversores a riesgos adicionales, en particular, al riesgo de construcción (por ejemplo, retrasos en las obras, sobrecostes, etc.) y el riesgo de despliegue (por ejemplo, el despliegue del capital en varios tramos a lo largo de la fase de construcción en vez de hacerlo por adelantado en el caso de las inversiones en zonas industriales abandonadas).

Contacta con Schroders Capital
Síguenos

Las rentabilidades pasadas no garantizan rentabilidades futuras y puede que no vuelvan a repetirse. El valor de las inversiones y las rentas que generan pueden subir al igual que bajar, y los inversores podrían no recuperar el capital invertido inicialmente. Todas las inversiones implican riesgos, incluido el riesgo de la posible pérdida del capital.